Cuando mantenemos un acuario somos conscientes de la gran importancia que tiene la iluminación. Las iluminaciones de los acuarios en todos sus tamaños son parte fundamental a la hora de montar el acuario y hacerlo completamente funcional para la vida de los peces y las plantas. Una buena iluminación en nuestro acuario nos permitirá contemplar todo el esplendor de nuestros peces y su entorno, pero no solo es un tema estético, crear un ciclo de luz de 24 horas es indispensable para  el bienestar de los habitantes del acuario, para que puedan establecer comportamientos específicos de día y noche. Si tenemos un acuario plantado, la iluminación cobra mucha más importancia ya que, para que las plantas puedan crecer y estén saludables, éstas deben tener acceso a una iluminación adecuada y específicamente diseñada para el crecimiento de plantas. Lo mismo ocurre con acuarios marinos con corales. Los corales necesitan una iluminación específica para poder prosperar, con unas longitudes de onda concretas. En definitiva, invertir en una buena iluminación permitirá que nuestro acuario cobre vida y se convierta realmente en un ecosistema vivo.

Respecto a los tipos de iluminación para acuarios, en lo que se refiere al tipo de producto, podemos utilizar iluminación LED o con fluorescentes. Las pantallas LED para acuarios son lo más nuevo en tecnología para la iluminación de los acuarios. Son además más duraderas y en la mayoría de los casos se calientan menos que los fluorescentes, afectando en menor medida a la temperatura del agua. Los fluorescentes suponen una inversión inicial que suele ser inferior, sin embargo a largo plazo se deben cambiar con asiduidad para poder tener una iluminación para acuarios a pleno rendimiento, este tipo de iluminación es más tradicional que las LED. En cualquiera de los casos se debe escoger un equipo especializado para acuarios, resistente al agua y con longitudes de onda específicas para plantas o corales.