La clave para tener un acuario completamente acondicionado y hacer así que los peces, las plantas y el resto de animales que estamos cuidando tengan una vida plena y sana es cuidar la química de agua. El cuidado del agua de los acuarios más básico es a través de acondicionadores para el agua o suplementos de bacterias nitrificantes. 

Los acondicionadores de agua para acuarios se encargan de hacer segura el agua del grifo. Si bien el agua del grifo puede ser segura para nosotros, ésta no lo es para la vida subacuática precisamente por el elevado nivel de cloro y otros potabilizadores que eliminan la posibilidad de que prospere vida en el agua que sale de nuestros grifos. Los acondicionadores de agua de alta calidad como los que ofrecemos nos permiten hacer segura esa agua para los animales que habitan nuestro acuario. 

Por otro lado tenemos las bacterias. Se trata de suplementar bacterias beneficiosas para el acuario, bacterias nitrificantes. Estas bacterias favorecen el proceso de ciclado del acuario, convirtiéndolo en un ecosistema vivo que puede gestionar los desechos que produce. Los principales desechos se producen a raíz del nitrógeno que aportamos en forma de alimento para peces, las bacterias nitrificantes se encargarán de transformar el nitrógeno en diferentes compuestos menos peligrosos para nuestros peces, pasando de amoniaco a nitrito y a nitrato. Esta transformación de compuestos es lo que llamamos ciclado del acuario y es absolutamente imprescindible para poder tener un acuario con éxito y evitar que nuestros peces mueran debido a unos niveles demasiado altos de amoniaco.  

El cuidado del agua del acuario es fundamental para lograr tener un acuario maduro, seguro para nuestros peces y donde la vida florezca. Invertir en unos suplementos de calidad para el cuidado del agua del acuario resultará en un entorno más seguro y habitable para nuestros peces.