Los gatos son conocidos por ser mascotas muy limpias, pasan la mayor parte de su tiempo acicalándose con la lengua el pelaje para eliminar el pelo muerto, aunque hay que tener cuidado con este hábito ya que en algunos casos puede causar la formación de bolas de pelo, y si le proporcionamos una caja de arena limpia para que hagan sus necesidades, ya tendremos sus necesidades básicas de higiene prácticamente cubiertas.