En su mayoría, los roedores van a vivir en las jaulas que les dispongamos. Salvo algunos casos muy específicos de conejos o hurones que tengamos con más libertad, todos pertenecerán a una jaula en específico (de hecho, aun los que tenemos sueltos por la casa necesitarán un sitio para dormir, comer y hacer sus necesidades y este lugar tiende a ser una jaula bien acondicionada, por lo que ninguno se libra de las jaulas). Dentro de las jaulas de los roedores y conejos vamos a encontrar distintos tipos que podemos diferenciar por su tamaño y material con la que estén construidas, además de las jaulas especiales que pueden actuar como transportín.