Los mamíferos más pequeños que vamos a cuidar por nuestras casas también tienden a ensuciarse y a ensuciar un poco el entorno donde viven. No es tanto por que se vean desordenadas sus jaulas sino por el olor que pueden desprender además de las enfermedades y parásitos que atraen los sitios insalubres y las mascotas sin la higiene adecuada. Para que esto no nos pase, vamos a usar los utensilios más prácticos dentro de la gama de productos de higiene de los roedores y conejos. Tal y como cualquier otra mascota que tenga pelo, podremos contar con cepillos para sanear sus cabellos y con baños especiales para su tamaño y forma. Una buena forma de hacer que los hamsters siempre estén al cien por cien.