Hay sitios donde nuestro perro se puede poner muy nervioso como la visita al veterinario o por ejemplo cuando subimos a nuestra mascota al metro o incluso en algunas ciudades se exigen que algunas razas de perro es obligatorio llevar un bozal. Es por esto que te ofrecemos dos opciones para que puedas elegir el que se adapte mejor a tu perro, los bozales tipo canasta y los que están hechos de nylon. Cualquiera de los dos modelos podrás regularlo y adaptarlo a la mandíbula de tu perro.